Ahorro
Sector doméstico y comercial Sector industrial  

Electricidad

Historia
produccion
transporte
medio ambiente
profesor

enlaces





novedades
Sector industrial

El ahorro de electricidad en el sector industrial se puede conseguir mediante sistemas de control de potencia, la mejora de motores eléctricos para ventiladores, bombas y mecanismos de transmisión, así como la instalación de equipos de iluminación eficaces. También se trata de evitar el uso de energía en momentos de máximo coste, utilizando las tarifas reducidas para ahorrar dinero, aunque no suponga necesariamente un ahorro de energía.

Se puede mejorar el rendimiento de las calderas y hornos industriales mediante un ajuste y control cuidadosos de los niveles de combustión de aire en exceso. La recuperación del calor desechado a través de bombas de calor y ruedas térmicas es un buen método para mejorar el ahorro energético.

Es necesario introducir un buen plan de gestión de energía que ayudará a conseguir un incremento en el ahorro económico y energético de la empresa.

Una forma muy eficaz de utilizar la energía de los combustibles fósiles es la construcción de sistemas de Cogeneración o de Energía y Calor Combinados (ECC). En estos casos, el calor que sale de la turbina de vapor o de gas, o incluso de los motores diesel, se emplean para alimentar los generadores de electricidad y suministrar vapor y calor a los distintos elementos de la empresa. Dichos sistemas tienen un rendimiento global en el uso de la energía de más del 80%.