Medio ambiente
Impacto según fuente Efectos medioambientales Recursos Naturales  

Electricidad

Historia
produccion
transporte
medio ambiente
profesor
ahorro
enlaces





novedades
Impacto ambiental según las distintas fuentes de energía primaria

Energía Térmica:
  • Se utilizan combustibles fósiles, carbón, petróleo y gas natural, para mediante su combustión generar energía eléctrica.
  • La extracción del carbón causa un gran impacto ambiental debido a las grandes superficies de terreno que requiere, así la minería subterránea o tradicional ha dado paso a la minería de superficie, más mecanizada y cuyo impacto es mucho mayor ya que produce grandes cráteres en la tierra.
  • En el caso del petróleo, el impacto ambiental reside, además de las grandes plataformas petroleras, oleoductos y refinerías que estropean el paisaje, en el peligro que conlleva su transporte ya que cualquier rotura de tubería o accidente de un petrolero puede crear un daño irreparable en la Naturaleza. Es el caso de las famosas mareas negras que desgraciadamente de forma periódica se producen en nuestras costas.
  • Además de todo esto, al quemar los combustibles fósiles en las centrales térmicas, se generan una serie de gases tóxicos que son expulsados a la atmósfera y que causan graves problemas medioambientales como la lluvia ácida y el efecto invernadero.
  • También se crean productos residuales, las cenizas, que afortunadamente en la actualidad están siendo reutilizados en otros procesos industriales.


Energía Nuclear de Fisión:

  • Se utilizan átomos radiactivos de plutonio y uranio, para que mediante su desintegración se libere energía que es transformada en energía eléctrica.
  • El problema de la energía nuclear reside fundamentalmente en dos aspectos, los residuos radiactivos que genera y la contaminación radiactiva en caso de accidente en la central nuclear.
  • El problema de los residuos radiactivos ha sido terriblemente preocupante en las décadas de los 80 y 90, cuando todavía no se disponía de ningún método para eliminarlos y eran simplemente abandonados en el fondo del mar o en antiguas minas de sal. Actualmente se están investigando varios métodos para su neutralización, por ejemplo la posibilidad de vitrificarlos dejándolos inactivos.
  • El otro problema subyacente aunque hasta el momento afortunadamente no muy habitual es el riesgo de posibles fugas radiactivas en los reactores nucleares. Aún está en la memoria de todos nosotros el gravísimo accidente nuclear ocurrido en Chernobil hace unos años y que afectó a unos diez millones de personas que en mayor o menor medida estuvieron expuestas a la radioactividad y cuyos efectos, en algunos casos, tardarán años e incluso generaciones en manifestarse.
  • La energía nuclear, aún tratándose de una fuente de energía relativamente limpia ya que no produce fuertes emisiones de gases tóxicos o contaminantes, tiene gran número de detractores por los peligros antes indicados.


Energía Hidráulica:

  • Consiste en, mediante la construcción o aprovechamiento de saltos de agua, generar energía eléctrica.
  • Se trata de una fuente de energía limpia ya que no produce residuos ni emite gases a la atmósfera, pero aún con ello la construcción de las enormes presas que contienen el agua crea un fuerte impacto visual en el paisaje.
  • Además los embalses o pantanos requieren una gran superficie, inundando algunas veces antiguos núcleos rurales y sus tierras de cultivo. Dependiendo del lugar de ubicación también pueden afectar a los distintos ecosistemas de la zona.


Energía Eólica:

  • Trata de generar energía eléctrica a partir del viento. Es una fuente energía limpia, pero la instalación de aerogeneradores en gran número en los llamados parque eólicos supone un cambio drástico en el paisaje y también un tipo de contaminación no tenido en cuenta hasta ahora, la contaminación acústica.
  • Para minimizar este impacto, se está tratando de construir generadores de menor tamaño y limitar la instalación de los mismos a un número determinado.


Energía de Biomasa:

  • Utiliza residuos o cultivos como combustible para la obtención de electricidad. Ecológicamente es una forma de eliminar los residuos que producen los núcleos urbanos, granjas etc.
  • El problema es que al quemar dichos combustibles se genera una gran contaminación atmosférica, y a veces la energía gastada en ello supera la energía que se puede obtener, con que no es rentable.

Otras fuentes de energía como la solar, mareomotriz o geotérmica no tienen un impacto directo en la Naturaleza, sólo en el paisaje.

Tabla de datos tomada de Ambientum.